Pautas de Conducción Eficiente en transporte de mercancías por carretera

conduccion eficiente con GesInFlot

La conducción eficiente en el sector del transporte no es una moda, sino una potente herramienta que permite a las empresas mejorar su competitividad. Su aplicación pasa por el análisis de los datos de conducción que permiten los sistemas de gestión de flotas y la formación adecuada de los conductores.

El consumo energético tiene una gran incidencia en el sector del transporte por carretera tanto en el cómputo global, representando un 15% del consumo, como en la estructura de costes de las empresas, llegando a alcanzar un 30% de los gastos por ruta.  Por ello, cualquier solución que logre reducir estas cifras, incidirá decisivamente en la mejora de la competitividad, rentabilidad y sostenibilidad del sector y de las empresas y autónomos.

Qué es la Conducción Eficiente

La conducción eficiente se basa en conocer y adoptar una serie de técnicas adecuadas a cada una de las situaciones que se encuentra el conductor en ruta (tipos de vías, velocidades permitidas y recomendadas, volumen de tráfico…), unido a las características específicas de su vehículo, al peso y distribución de la carga y a las condiciones climatológicas.

Los beneficios que se obtienen por aplicar estas técnicas, pueden suponer un ahorro medio del 10% en consumo de combustible y un ahorro también en mantenimiento. Además, la conducción eficiente genera otros beneficios como:

  • Ahorro de energía global en el sector y el país.
  • Reducción de emisiones de CO2 (dióxido de carbono) y de contaminación atmosférica
  • Ahorro económico en los costos de combustible y mantenimiento.
  • Disminución del estrés de conducción y aumento de la seguridad en la conducción.
  • confort y disminución del estrés en la conducción.
  • Reducción del riesgo y gravedad de los accidentes.

La conducción eficiente es un “estilo de conducción dinámico, que implica saber adaptarse a las mejoras tecnológicas que incorporan los modernos vehículos industriales para su mejor aprovechamiento”.

Las claves para alcanzar dichos beneficios son tres:

  1. Identificar los aspectos a mejorar en la conducción de cada empleado con cada vehículo. Esta información puede ser almacenada por un sistema de gestión de flotas como GesInFlot y comparado para ver las desviaciones respecto a la media, pudiendo así incidir en mejorar los aspectos más relevantes de cada conductor, con una formación mucho más personalizada.
  2. Mantener el vehículo en perfecto estado. Realizar el mantenimiento necesario y mantener todas las revisiones al día.
  3. La práctica y la interiorización de las técnicas y herramientas de conducción eficiente. Es absolutamente necesario que el conductor pase por una formación práctica que incluya las técnicas genéricas de conducción eficientes, y las específicas de su vehículo y sus propias costumbres. Permitiéndole identificar qué hace bien y qué debe mejorar. La práctica no debería sustituirse por un manual, sino que el manual sea un elemento complementario.

Recomendaciones para una conducción eficiente de camiones

Algunas recomendaciones recogidas por el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía):

  • La buena actitud al volante del conductor, mantener las distancias y un amplio campo visual y estar alerta permite optimizar la forma de conducción.
  • Antes de emprender la ruta es preciso que el conductor realice un examen visual sobre los aspectos más genéricos del vehículo: niveles de líquidos, sistema de frenos, instrumentación de apoyo a la conducción (incluido el sistema de gestión de flotas), sujeciones y montaje del vehículo, y estado de los neumáticos y de los repuestos.
  • Los spoilers y deflectores en techo de cabina reducen bastante el consumo pudiendo lograrse cifras medias de ahorro de alrededor de un 6 % y de más del 10 % a la velocidad de 90 km/h.
  • El mínimo consumo se obtiene con el motor en la zona de mínimos consumos específicos (zona verde del cuentarrevoluciones) y con bajas demandas de potencia, minimizando el régimen sin salirse de la zona verde.
  • El viento en contra aumenta el consumo hasta un 8 % con viento de 18 km/h y hasta un 18 % con viento de 36 km/h en un vehículo con deflectores en cabina. Una bajada de temperatura atmosférica de unos 10 ºC aumenta el consumo en torno a un 4 %.
  • Para aprovechar la inercia de un vehículo, se levanta el pie del pedal acelerador y se deja rodar el vehículo con la marcha engranada. Así se circulará con consumo cero. Si se conduce con frenadas y acelerones se pierde esta inercia.

Qué ofrece GesInFlot para mejorar la conducción eficiente

GesInFlot incorpora informes de productividad por vehículo y conductor, con históricos de consumo, para comparar tendencias.

Informes detallados de todos los parámetros del FMS y el Informe de notas de vehículo/conductor, que ayuda a ver rápidamente las desviaciones de algunos conductores sobre sus compañeros y en qué puntos de su estilo de conducción hay que focalizar la formación para corregir los errores de esta.

Ejemplo estudio de consumos comparativo MAN con GesInflot

9 claves de conducción eficiente de vehículos industriales

En el Manual de Conducción Eficiente para conductores de vehículos industriales  del IDAE  se incluye un resumen de las técnicas de conducción que permiten reducción de consumo, reducción de emisiones y mejora en la seguridad de la conducción:

1 CARACTERÍSTICAS DEL MOTOR DEL VEHÍCULO

Es muy importante que el  conductor conozca los intervalos de revoluciones a los cuales el vehículo presenta el par máximo y la potencia máxima, así como de las curvas características propias del motor, para ajustar su conducción a ello.  Ver detalle en apartado 3 TECNOLOGÍA DE MOTORES Y VEHÍCULOS  del Manual.

Recomendable arrancar el motor sin pisar el acelerador y esperar un minuto. Colocar el disco-diagrama del tacógrafo e iniciar el movimiento del vehículo transcurrido el tiempo para asegurar que  se tiene presión suficiente en los calderines.

2 INICIO DEL MOVIMIENTO DEL VEHÍCULO

Se iniciará el movimiento del vehículo, con una relación de marchas acorde a cada situación (carga, pendiente, climatología, etc.), sin forzar el embrague de forma innecesaria. En fuertes pendientes ascendentes, se iniciará la marcha en 1ª corta o larga, según el tipo de vehículo y las condiciones de la vía de circulación.

3 REALIZACIÓN DE LOS CAMBIOS DE MARCHAS

Recomendable realizar los cambios de marcha en la zona de par máximo de revoluciones del motor (zona verde de cuentarrevoluciones). Efectuado el  cambio, el régimen del motor debe mantenerse en la zona de par máximo.

Si las condiciones de conducción son favorables, los cambios a realizar aproximadamente son:

  • Subiendo medias marchas, en torno a unas 1.400 r/min en motores grandes (de 10-12 litros).
  • Subiendo marchas enteras, a unas 1.600 revoluciones en motores de 10-12 litros y entre las 1.700 y 1.900 r/min en motores de menores cilindradas.
  • Realizar los cambios de forma rápida y acelerar tras la realización del cambio. No se realizará el doble embrague.

4 SALTOS DE MARCHAS

Cuando sea posible, se podrán saltar marchas, tanto durante la aceleración, como en la deceleración.

Debe  seleccionarse la marcha que permita funcionar al motor en la parte baja del intervalo de revoluciones de par máximo. Esto es, con las marchas más largas y el pedal acelerador pisado a las 3/4 partes de su recorrido.

En cajas automáticas, se intentará que la caja sincronice la marcha más larga posible utilizando el pedal acelerador. La circulación se desarrollará aproximadamente:

  • En torno a unas 1.100-1.300 r/min en motores grandes (de 10-12 litros).
  • Entre unas 1.300-1.700 r/min en motores de menores cilindradas.

5 VELOCIDAD UNIFORME DE CIRCULACIÓN

Intentar mantener una velocidad estable en la circulación evitando los acelerones y frenazos innecesarios. Aprovechar las inercias del vehículo.

6 DECELERACIONES

Ante cualquier deceleración u obstáculo que presente la vía, se levantará el pie del pedal acelerador, dejando rodar el vehículo por su propia inercia con la marcha en la que se circula engranada, o si es posible, en marchas más largas. En estas condiciones el consumo de carburante del vehículo es nulo (hasta regímenes muy bajos de revoluciones cercanos al de ralentí). Utilizar más el freno motor y evitar el uso innecesario del freno de servicio.

7 PARADAS Y ESTACIONAMIENTOS

En las paradas prolongadas (por encima de 2 minutos de duración), apagar el motor, salvo en los vehículos que dependan del continuo funcionamiento de su motor para el correcto uso de sus servicios auxiliares. En las paradas, una vez realizado el estacionamiento del vehículo, ya se ha dado tiempo suficiente para que baje el turbo de revoluciones y se apagará el motor sin mayor dilación.

8 PREVISIÓN Y ANTICIPACIÓN

Prever las circunstancias del tráfico y, ante las mismas, anticipar las acciones a llevar a cabo. Dejar suficiente distancia de seguridad con el vehículo precedente acelerando un poco menos que éste, para luego tener que frenar también en menor medida. Controlar visualmente varios vehículos por delante del propio.

9 CIRCUNSTANCIAS EXIGENTES

En la mayoría de las situaciones son aplicables las anteriores reglas, pero existen determinadas circunstancias en las que se requieren acciones específicas distintas para que la seguridad no se vea afectada. En las circunstancias que lo requieran, se acelerará el vehículo revolucionando su motor en mayor medida, realizando los cambios de marchas en el entorno del intervalo de revoluciones de potencia máxima y con el pedal acelerador a plena carga.

Si buscas una solución de gestión de flotas integral que incluya informes de conducción eficiente por vehículo, ruta y conductor, contacta con GesInFlot , llámanos al +34 968 899 910 o rellena este formulario de contacto.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *